sábado, 31 de enero de 2015

MI OIDO

Mi madre casi me quema el oído, bueno, me estaba bañando, mejor dicho cuando terminé de bañarme sentí un poco de molestia en el oído, trate de limpiármelos con hisopos para secarlos y pues me seguía molestando entonces pensé en mejor secarlo, e intente todo para que saliera el agua del oído, porque me di cuenta que era agua lo que tenia,  después de eso le avise a mi madre, pero primero me vestí, ella después de un largo rato trato de sacarme el agua del oído con un cono de periódico poniéndomelo en el oído y en el extremo de arriba lo prendió fuego, me sentí aterrado como cualquier persona que este cuerda se sentiría aterrado  por tener fuego cerca a su rostro por donde esta el cerebro, porque obviamente porque si te destruyen el cerebro mueres. Mi madre no me quemó ni la cara ni el cerebro por suerte.
Después de eso almorzamos y cuando termine de almorzar ya no me molestaba el oído.
Mi madre me inscribió a un taller de dibujo y pintura y a otro de guitarra, este martes comienzo con dibujo y pintura que va a ser los martes y jueves y guitarra los miércoles.
Estoy de vacaciones de verano y duermo hasta muy tarde en la mañana.
adiós
Alejandro

No hay comentarios:

Publicar un comentario