martes, 23 de julio de 2013

UN PASEO INESPERADO

Estamos en Chosica mi papá, mis  hermanos, mi mamá y yo, porque estoy de vacaciones durante dos semanas también mis hermanos y mi padre, estamos acá desde  el viernes que di mi último examen por internet y me saque 18 en mi último examen y en mis otros exámenes todavía no se cuanto me saque porque no han puesto la nota, pero estoy seguro que saque también buena nota.
Hoy fuimos a un pueblo que se llama San Pedro de Casta, porque de ahi se sale hacia Markahuasi, es un sitio donde se concentra grandes cantidades de energía mística y donde también dicen que hay apariciones de ovnis, y yo quería ir ahí por los ovnis. Les cuento que Markahuasi esta a los 4000 metros sobre el nivel del mar y el pueblo donde estuvimos esta a unos 3350 metros sobre el nivel del mar, es muy alto y te puede dar soroche osea que te puedes sentir mareado y que te falta el aire. A mi no me paso nada de eso, osea que yo me sentí bien y no sentí nada.
Salimos a las 9 de la mañana y el camino era el peor camino del mundo, trate de dormir pero no podía, porque el camino era realmente malo, lleno de tierra y piedras, no estaba asfaltado, era el peor camino para ir a algún lugar, el viaje de ida nos demoró como 3 horas de ida, en el camino paramos a preguntar y nos pidieron que lleváramos al gobernador de San Pedro de Casta así nos podía guiar. El señor era algo agradable pero bien pequeño era bastante bajo.
Llegamos al pueblo y teníamos que esperar a que traigan caballos para subir hacia Markahuasi, y mientras esperamos almorzamos en un restaurante que era el único restaurante que había ahí, y el pueblo era bonito, era pobre y en realidad había poca gente, los caballos nunca llegaron y no nos quedamos a dormir porque el único hotel que había estaba en condiciones inhumanas, si hubiese estado en condiciones mas humanas yo me hubiese quedado ahí pero no me pareció buenas condiciones para quedarse ahí.
Cuando regresábamos por el camino que es el peor camino del mundo porque de regreso el carro saltaba mas que de ida y todo el camino va al costado de un precipicio que si nos caíamos podíamos morir porque caíamos a pura roca, tierra y muerte segura. En el camino de regreso nos encontramos con un atoramiento tan malo que no hay palabras para describir algo tan malo, porque había una máquina excavadora que estaba arreglando el camino porque el gobernador nos dijo que para fin de año va a ver  una parte asfaltada y que para el año 2014 va a estar asfaltado hasta un puente. Esperamos como 1 hora 30 minutos para poder avanzar nuevamente y de ahí cuando abrieron la carretera tuvimos que esperar que pase todo un cortejo fúnebre que estaba subiendo lo cual hizo que nos demoráramos mucho rato mas, teníamos que esperar porque por la carretera solo pasa un carro a la vez.
El camino de regreso duró como 4 horas de viaje y ya estaba aburrido. Vamos a regresar cuando la carretera este asfaltada, porque mi madre se cansó mucho de manejar y vamos a volver para conocer Markahuasi y ver las piedras y el bosque de piedras y todo lo que hay ahí pero cuando haya pista osea el 2015 cuando yo tenga 16 años.
Cuando estemos en Lima de regreso voy a poner las fotos porque no tengo el cable para pasarlas
adios
Alejandro

No hay comentarios:

Publicar un comentario