miércoles, 15 de enero de 2014

SOL, PLAYA Y EN LA ARENA

Hoy fui a la playa con mis hermanos, la pasé muy bien en realidad, hasta en un punto donde me senté con las piernas cruzadas y le dije a Andres que me entierre hasta la cintura o el pecho mas o menos, formando como una montaña, que es lo que hicimos y luego íbamos a ver cuantas olas duraba con eso, y duré dos oleadas y la tercera me cubrió todo, me pasó por encima de todo el cuerpo y me llenó de agua de mar la boca, me cubrió de arena el pelo y todo el cuerpo en realidad, me cubrió de mas arena de lo que ya estaba. Después de haberme limpiado la arena en el mar comimos un chicharrón de pescado y una gaseosa, y también comí un helado, eso fue antes del chicharrón de pescado en realidad y antes que me cayera el agua.
Después volvimos a casa y el carro lo dejé lleno de arena como si hubiera traído la playa completa, la arena estaba en el piso y el agua estaba donde yo estaba sentado. Llegué a mi casa y me bañe, almorcé y escribí el blog.
La playa se llama El Silencio y es silenciosa, había mucha gente pero no había ruido. Me divertí, mucho pero cada vez que hacia un hueco en la arena, el agua se ponía mas alta y de alguna manera siempre veía la manera de llegar hasta mi, en realidad hacia el hueco y lo tapada, no entiendo la lógica, cuando yo estoy lejos, no genera olas tan grandes y cuando estoy cerca sí.
Me gustaría volver a ir a la playa con mis hermanos y con mi madre también no?
adiós
Alejandro

No hay comentarios:

Publicar un comentario